martes, 23 de febrero de 2016

Deslizarse a través del destino...



Deslizarse a través del destino,
sin forzarlo,
dejándose llevar como una pluma
a través de corrientes aéreas.
Permitir mecerse por caprichosas
incertidumbres.
No lucho por cambiarlo…
sé que los diferentes caminos
están escritos para que confluyan
en un único punto,
en un único encuentro,
sé que ocurrirá
por eso…
sigo esperándote.


Roberto Vivas Sanz