lunes, 8 de febrero de 2016

Una gota...





Una gota

un sonido

un suspiro

un deseo

un te quiero.



Una gota

un sueño

un charquito

un poema

diez besos.



Una gota

un tejado

una sombra

una luna

tres deseos.



Hay una luz esperándonos sobre una cama

y una hora eterna para el amor

hay dos cuerpos que se desean

y un suspiro contenido que se alarga en el tiempo.



Te haré perder la noción del tiempo

si dejas que mis manos luchen entre poros de tu piel

que se sumerjan en los océanos de tus rincones

y que mis labios acaben el beso más largo del mundo

Beberé del manantial de tus pechos

para saciar mi sed de amor

Abriré mi corazón para entrar en tu cuerpo

y perderé la llave para no salir.



Lloraré del placer que te provoque

si veo tus ojos dichosos

y moriré si hace falta en tus brazos

por una frase de tus labios

que deseo de todo corazón.

Hoy soñé que te besaba

que tus labios eran de algodón

que tu boca era de fresa

y tus besos de alcohol.



Desperté borracho y enamorado

y abracé la almohada por si tu cuerpo

se había colado en mi sueño



No abrí los ojos, aún despierto

por no romper el hechizo

y seguí soñando con tus besos

hasta que los tuve entre mis labios.


Gabriel del Molino