martes, 16 de febrero de 2016

EN LOS DÍAS DE LLUVIA




En los días de lluvia apostado como un francotirador,

suelo mirar a través de los cristales la vida en las gotas de agua.

Mientras, bandadas de pájaros ajenos a mi sentir,

dibujan en el cielo la elipse de tu rostro.

Hoy no hay más partitura que la que dicta el viento en el mover de los árboles.

Sucede que volví a recordarte saltando charcos con botas Katiuska.


Nicolás Corraliza