viernes, 26 de septiembre de 2014

Ámame sin billete de vuelta




Ámame

sin billete de vuelta,

sin silla de montar

sin trampa ni cartón,

sin parabrisas en la lluvia,

sin mascarilla de oxígeno,

sin confianza en el futuro,

sin nudo en el estómago,

sin carnet de vivir,

sin vergüenza ninguna,

sin remedio conocido,

sin pelos en la lengua,

sin pérdida de tiempo,

sin remisión,

sin medida.



Miguel Fernández de Córdoba