lunes, 29 de septiembre de 2014

LOS DÍAS NORMALES



                                      

                                             Para Vicente Llorente




Llegan

y se van sin hacer ruido

–como buenos

clientes–,

luego el tiempo

los confunde en la memoria,

y ya ni sabes

si aquel lunes era jueves

o al revés.


Que no te engañen,

no son tan poca cosa

como parecen:

suelen poder

con el amor.



Karmelo Iribarren