jueves, 4 de septiembre de 2014

Llueven...




Llueven colores dulces

y el canto que fluye de tu boca

susurra un silbo aterciopelado en mis sienes.

Tarde de domingo.



Pedro Vera