lunes, 17 de octubre de 2016



Tus labios son,

el néctar más intenso,

sigo sediento.


Daniel Gómez