viernes, 14 de octubre de 2016

Punto exacto



Eres el punto exacto.

El ombligo.

El centro de gravedad que me mantiene.

Eres la cuerda floja de la que nunca me caigo; pero en la que a veces me tambaleo. Eres equilibrio y desequilibrio.

El movimiento de mi cuerpo sin intención acabado en ti.

Inercia.

Subconsciente.

Consciente y constante. La constante huida en la que no me voy.

Soy noria y tú todo lo que hace que me mueva.


Débora Álvarez