miércoles, 5 de octubre de 2016

FUE ASÍ COMO LLEGÓ EL FINAL




Palabras con instinto asesino,

palabras crueles que dejaron

un rastro acuoso de dolor.

Palabras orgullosas,

las que necesitaba saber

y no esperaba,

las que mudaron mi destino.

Mentira por mentira,

el amor decidió cambiar

y buscó otra compañía,

el placer sosegado de la luz elegida,

el beso sincero, la mano tendida.

Se fue en un soplo el recuerdo inútil.

Tú fuiste ayer y él es mañana.


María Dubón