sábado, 8 de octubre de 2016

UNA PALABRA TUYA




Es el miedo asociado a la herida

que todavía sangra al menor roce

el que aún sigue devastando cada célula

que el corazón confiado expone.

Llorar cuando todavía una sola palabra mata

y otra tiene el poder de redimir del dolor.


María Dubón