sábado, 2 de julio de 2016

AL OCASO



Morí de nuevo,

me volví polvo de estrellas.

Nací otra vez en cada pelea.

Sacudí mis ramas grises

cuando fui árbol.

Celebre mi lucida manera de olvidarle

recomencé por convertirme en libro

y dejarme leer.

Encontré a quien cantar mi poesía

y hacerlo mi sol.

Se acerca mi tercera muerte.

Vestiré de roca coraza,

el vino en mi copa,

la mesa puesta,

y espero.

Es octubre una vez mas,

y esta a punto de tocar mi puerta. 

La muerte



Ada Membreño