jueves, 23 de febrero de 2017

A los poetas muertos



¿Quién hace del verso su fiel batalla?
¿Quién alimenta su ego y malvive
en los profundos desiertos del alma?
¿Acaso el desdichado que esto escribe?
La duda es amarga cuando se infecta,
¡la vida un proyecto ceremonioso!,
la Nada intangible se despereza
e intenta arrastrarnos hacia su pozo...
Silencios ingrávidos como mirlos
se posan en los cielos de mi estima,
¡y canto al espíritu de sus nidos!
Cantar en exceso ahuyenta la rima.
Así la locura en otros escampa,
¡con fuerza al rapsoda siempre le atrapa.



Josian Pastor