miércoles, 15 de febrero de 2017

La leche se eterniza




La leche se eterniza

sobre el fuego. El cigarrillo, interpuesto,

petrificado contra el alférez de latón

verde, sugiere una huída improvisada.

Mi lengua espera pegada a la letra

como un chicle. Anochece.

Nada es extraordinario.

Aquí todo esta infectado

de mis ojos

que no advierten ya paisaje

en el paisaje.



Maribel Hernández