viernes, 24 de febrero de 2017

Al hombre triste



Viajero abatido y de humor agriado,
de sombra grisácea, servil, vahída;
taimado en maneras, sin luz, cansado,
de grito apagado y patria rendida.
¡Parece un desliz en el horizonte
que engullen las sombras de toda calle!
Neblina que adormilada y disforme
apenas si se sostiene en el aire...
Mudos timbales preparan y entonan
la fría antesala de un gran deceso...
¡Despierta al letargo y sal de tu coma,
pues ya la indigencia te tiene afecto!
Ahogado de sí, absorto y esquivo,
¿qué hará ante la Muerte si llega vivo?.



Josian Pastor