viernes, 10 de febrero de 2017

pájaros blancos



pájaros blancos

parecen relámpago en el cielo negro

pájaros negros

rumian en paz

brillan tanto....

Pero ¿cuántos océanos avanzan a través de mí?

Un cuerpo en la hierba, permanecer quieto, con los ojos incrustados en el cielo. El silencio se corta en la mañana recogiendo las voces y la incineración de los recuerdos.

Pero ¿cuántos océanos avanzan a través de mí?

El mundo está en silencio ante la perplejidad infinita. En la mente una paradoja intrigante; por un lado el hecho de que somos tan pequeños e insignificantes ante la inmensidad infinita. Por otro lado, seres esenciales e irreemplazables de nuestra propia existencia.

La sensación de caer en un auspicioso espacio e incluso, tiempo de vuelo libre. La vida y la muerte, se suspenden de un hilo. Un cuerpo en la hierba, permanecer quieto, con los ojos en el cielo, olvídese de la tormenta que viene.

Pero ¿cuántos océanos avanzan a través de mí?

Hay un universo tácito dentro de mí, ¿porque puedo sentir cada átomo de mi disipación? puestos todos mis pedazos en el suelo.

Sus marcas de la barandilla y el olor que impregna en los pasillos de mí cuerpo.

Son cosas que con el tiempo desaparecen.

Pero el amor no desaparece.

Porque es entrega.

Pero nunca se sabrá porque no se puede ver lo que hay más allá de mis aguas turbulentas. Mí soledad no es el más grande que el mundo.

Pero ¿cuántos océanos avanzan a través de mí?

Soy tu olor favorito

Soy tu libro en el estante

A la espera de ese momento

Para ser recogido y disfrutado.

Estoy seguro de que soy

su paradoja.

Estoy seguro de que soy

la capacidad de recuperación cuando todo parece caer.

E incluso después de las caídas

la capacidad de levantarse

cada otoño para saltar mucho más alto.

Pero ¿cuántos océanos avanzan a través de mí?



Chebazan Sancho