miércoles, 25 de marzo de 2015

Bailo al son de una corriente




Bailo al son de una corriente.

Basta una chispa,

un contacto,

una cálida brizna ilusoria,

y vuelvo a creer en la danza.

Porque bailando

se me antojan los vientos a favor,

rebota en mi piel el silencio

y me canta la garganta

en el tempo preciso de tu musicalidad.

Basta una chispa

saltando encendida de tus ojos a los míos,

brotando en tu voz de musgo eterno

y todas las canciones

me serenan el ansia

de crisálida herida.

Bailo al son de un sortilegio

de melódica brisa y puertas abiertas.



Merche Marín