lunes, 9 de marzo de 2015

Esas veces




A veces,

miro nacer la nada

postrada en el horizonte

y comprendo cómo existo

en esta milésima del universo

olvidado del cielo

del mar y las estrellas.



Muchas veces,

me ha encontrado la primavera

olvidado en mi pensamiento

entonces miro como han pasado los años

desde cuando niños

contábamos ranas multicolores

salidas de la tormenta.



Cuantas veces,

he caminado bajo la lluvia

he sentido correr el agua

bañada sobre mi cuerpo,

y recuerdo las caricias dadas

cuando el amor conoció

por vez primera el frío de mi alcoba.



Varias veces,

he reído a solas por las noches

perdido en las estrellas

contando la inmensidad

en busca de Dios en el infinito

en busca de la nada

en busca de la verdad.



Emig Paz