viernes, 20 de marzo de 2015

Suele acodarse en el filo



Suele acodarse en el filo

de la noche negra,

a nada teme su sombra

se santifica en calvarios

de ruinas amanecidas

y traspasa los umbrales

de la magna casa.


Acusa infinitos ecos

de voces que no cesan

que cimbran como juncos

esperando la calma

y embelesada y sorda

deja escapar su lágrima

traslúcida y diáfana

necesaria y santa.



Laura Vaíni