viernes, 23 de octubre de 2015

AUTORRETRATO




Frecuentemente, apoyada la frente

en el cristal me desmiento de cuanto

dije en otras principescas sedes. No conservo

fidelidad al orden establecido. Ningún

aroma me queda por descifrar y no proclamo

sentencias que se ajusten

a la sustancia de cuanto fui. El arroyo

en el que navego, refleja una imagen

más veraz que el espejo de cada día


Antonio Parra Ruiz