domingo, 11 de octubre de 2015

LA OPCIÓN DEL CENTRIFUGADO





“Lo terrible no es ni siquiera el dolor.”

Javier Egea





La lavadora me pide la opción del centrifugado.

Es solo apretar un botón.

Solo

Apretar un botón.



A ochocientos kilómetros de donde desdoblo calcetines

Como si resolviera ecuaciones,

Mi abuelo se debate entre la nada y el ser

En la habitación de escarcha de un quirófano de invierno.



Su vida, ahora mismo,

Según nos confirman los médicos,

Depende de apretar un botón.

Solo

De apretar un botón.



Desde lo más profundo de la incertidumbre

Busco en las vueltas que da la ropa

Las respuestas que sé que no están en ninguna parte.


Ángel Gómez