miércoles, 6 de abril de 2016

Ángeles mortales




Mas allá de las sombras
que acechan crueles e impías
Sigo eligiendo
el amanecer de tu alma
Limpia y transparente
de azúcar y cal
justificando toda existencia

Gloriosas las noches
que te traen a mi cama
Así
Desnudo de todo
hasta de vos
Quedando en mi
como si fueras mi parte,
mi aceite, mi rosa

Latir de alas
tan libres y abiertas
que no existe el viento
que las pueda frenar
Ni la sensación
de morir y nacer de amor
si estoy entre tus brazos
cada vez
que te siento mi todo
Mientras mi desnudez
es tan pura
libre
soñada

Ausente de sombras y luces
de vergüenzas y pecados

Todo lo contrario

Mi desnudez me vacía de impurezas
me eleva al mas azul de los cielos
y siento la gloria
en carne viva
Solamente en los instantes
En los que sé
que estoy en vos...


Paola Ferrari