domingo, 24 de abril de 2016

Se ha callado el silencio



Se ha callado el silencio.

Ya no es de palabras,

ni de gritos o de desgarro.

No tiene voz.

No pronuncia tu nombre

ni hace eco de mi lamento.

Es nuevo.

Me toma como la bruma al paisaje,

el aroma de azahar al viento,

como las llamas del hogar

hipnotizan la voluntad.

No siento nada.

Sólo silencio hecho de silencio.

No se parece al que conozco.

No puedo hablar con él.

Mientras se apodera de mí,

me va dejando sin duda, sin llanto,

sin dolor, sin recuerdo. Sin amor.

Sin tu desamor.

Y no sé si quiero quedarme tan sola.


Carmen Gallego Martínez