martes, 12 de abril de 2016

MIS MIEDOS Y YO




Huyo,

busco ganar distancia

entre ellos y yo.

Por un instante percibo

sus garras dándome alcance,

para frenarme,

para apresarme,

para anularme.

Es el momento:

con mis botas de siete leguas

los dejo atrás,

burlados y confundidos.

Rabiosos,

se retrotraen

y se revuelcan en sus bilis

hediondas,

amargas,

mortíferas siempre.


María Pilar Latorre