sábado, 16 de abril de 2016

VUELO



Los charcos espejean la calle.

Bufandas y guantes,

alientos de escarcha,

oscuridad y agua.

Bajo mi paraguas rosa

me convierto en colibrí

y libo los rojos que encienden las tejas,

la tinta dorada que pinta una hoja

o el brillo cobalto de un zapato azul.

Colmada de vida y colores,

bato las alas

y vuelo, vuelo, vuelo…


María Pilar Latorre