martes, 19 de abril de 2016

Ignoraba si te producía cansancio



Ignoraba si te producía cansancio

oír lo que te decía

o de sorpresa enmudecías.


La infranqueable mueca de silencio

con la que recibías las emociones

me interpretó sin diferencia.


Me convertiste en resumen desechable

y me arrojaste a la escombrera afectiva

en la que amontonas anteriores amantes.


Carmen Gallego Martínez