lunes, 11 de abril de 2016

DISTORSIÓN



Detrás del cristal

el pez me mira de frente

con preguntas en los ojos

que yo nunca le respondo.

A veces le doy la espalda

en frustrada tentativa

de no verlo,

de ignorarlo.

En mi nuca, su mirada,

un cuchillo,

una descarga,

un desgarro que me duele.

Yo,

aferrada a mi silencio.

Él,

derrotado y maltrecho.

Y los dos,

confundidos,

malheridos,

engarzados a un cristal

que distorsiona,

que miente.


María Pilar Latorre