miércoles, 16 de noviembre de 2016

MEMORIA DE LA TIERRA





Sólo somos memoria,

quebradizos los huesos,

tomados del primer

cañaveral, muy débil, inexperto,

por el viento batido.

Lo demás sólo barro,

masa informe de donde surge el alma.

La muerte sea quizás

depositar las cañas, más el lodo

gris de nuestras miserias,

ante la puerta cerrada del cielo.

Quizá la muerte sea

perder la memoria de nuestras manos.


Pedro S. Sanz