miércoles, 26 de noviembre de 2014

Anónimo viajero





Anónimo viajero que escucharas

sonidos leves de invierno en esta tarde:

no te pares.

Es el rumor de la nieve cuando cae

sobre este enclave cruzado de caminos:

dos chopos, cuatro pinos y una flores

rebeldes ante el frío del invierno.


Dentro del alma se consumen

las últimas palabras, la imágenes

brillantes como brasas;

retóricas metáforas que arden

y sólo dejan un silente polvo gris

de tedio y calma..


Así, el espíritu se llena

de nebulosa pátina, de pasos desteñidos

que sólo ahora esperan

un término seguro a este viaje espiral.


Espirales de humo en las pisadas

donde se funden ya:

las flores del invierno,

los chopos deshojados,

los pinos temblorosos

y las ánimas que vagan inconexas

en busca de destino.


Hay un rumor de nieve en cada pausa.


 Octavio Fernández Zotes