martes, 11 de noviembre de 2014

Locura por tu boca




Tengo el norte perdido por tu boca

y arde la locura en nuestros cuerpos,

encendidos en tu cuenca 

y dibujados entre nuestras piernas,

temblorosas en nuestra danza

acopladas, mientras mis pechos rebosan

entre tu boca hambrienta

a la pócima de tu desenfreno

conjugando el néctar de tus sorbos,

entre los poros de tu sabia

arrastro mis manos a tu sed

y la sacio recorriendo tu universo, entonces

mar adentro me pierdo,

nos deleitamos entre los sollozos

emitidos en el acordeón de tu grito,

en la PETIT MORTEN.


Irma Ariola Medina