domingo, 14 de junio de 2015

Un arco iris dibujaste en tu alma





Un arco iris dibujaste en tu alma,

amplio espectro de luz que se instaló en tu mirada

mientras conjugabas el verbo amar.



Diez años de sombras te ocultaron.

Dejaste de ser, engullida por el miedo,

invisible, en un mundo de ciegos.



Diez años muda.

Tu cuerpo reescribía palabras nuevas.

Víctima de un sistema de pulseras.



Diez años en los que el arco iris cayó de tus ojos,

se dibujó en tu piel, perdió su luz, mutó sus colores.

Cuando el amarillo sucedió al violeta,

el rojo se diluyó entre lágrimas al caer el telón.



Coral González