jueves, 18 de junio de 2015

Y...





Te diré,
que me sumerjo deliberadamente,
sobre las alas del viento,
en un mar de acordeones qué,
en abanicos me llevan hasta tu río.


Tal vez,
aún amo lo que significas, y el
largo camino que te trae hasta mí,
que como secreto diálogo onírico,
vas desnudando para tu pecho.

Te amo,
sin pretender que seas mío,
sin pretender ser tuya,
desde el fondo del abismo,
ése, donde nos encontramos.



Elen Fouérè